martes, 1 de junio de 2010

Llega el verano.

Por fin me decido de nuevo. Después de nueve meses vuelvo a escanear, corregir y montar otro vídeo con dibujos acumulados. Se nota el cansancio del curso y por fin llega el verano. Espero que en él se hagan mas dibujos y todos relajados para poder enseñaros en la próxima entrada. Si no es así, el verano se augura movidito y con ello el extrés del año continuará para mí. Pero todo sea por ellas, ¡ que se le va a hacer! Espero que os guste.

viernes, 18 de septiembre de 2009

Gracias Fernando


Hace mucho que conocemos a Fernando (pero mucho mucho...). Aterrizábamos en el mismo sitio y él siempre nos atendía. La visita se convirtió en confianza y con ello un lugar de reunión, en el que al final vamos con nuestras hijas, ha seguir unas pequeñas tertulias para amenizar las tardes de invierno y verano. Claro en estas tertulias los niños se llegan a aburrir y daba pie a coger cualquier papel o servilleta para poder entretenerse. Acabó organizandose y antes de salir de casa se preparaba sus papeles y pinturas para que no le faltase lo necesario. Otra vez ocurría lo de siempre: ¿que hago los los dibujos?. Pero ella, en este caso, encontraba la solución: ¡Toma Fernando te los regalo! Siempre lo hacia al tiempo de marchar. Fernando los cogía: ¡Gracias cariño! ¡Trae que los guardaré aquí! Abría un cajón y allí caían. Pasaba el tiempo y siempre lo mismo y yo pensando: ¡Anda que tiene paciencia! Hasta que un día al llegar al cajón dice: ¡Aquí, con los demás! ¿Como? no me digas que guardas dibujos. Claro que sí, aquí los tengo todos. Esto un día valdrá mucho.Nunca pensé que los guardaría todos y esto me dio la idea de guardarlos yo para poder enseñarlos. Hace poco volvimos a vernos y le pedí que me los dejara para que podáis ver los ratos de tertulia que durante unos 5 años ella ha aprovechado y nosotros los hemos pasado sin darnos cuenta. GRACIAS FERNANDO.



En un trozo de papel
con un simple lapicero
yo tracé una escalerita,
tachonada de luceros.

Hermosas estrellas de oro.
De plata no había ninguna.
Yo quería una escalera
para subir a la Luna.

Para a subir a la Luna
y secarle sus ojitos,
no me valen los luceros,
como humildes peldañitos.

¿Será porque son dorados
en un cielo azul añil?
Sólo sé que no me sirven
para llegar hasta allí.
Estrellitas y luceros,
pintados con mucho amor,
¡quiero subir a la Luna
y llenarla de color!

jueves, 3 de septiembre de 2009

Acaba el verano, comienza el curso, la rutina y todo queda en recuerdos que no olvidamos. Chasquidos de momentos que nunca queremos perder y de esta forma siempre veremos.

lunes, 10 de agosto de 2009

Mi primer blog

Hola, quiero hacer este blog especialmente para mi hija mayor. Desde muy pequeña (con un año) le ha gustado dibujar. Con un año ya me canse de quitarle los boligrafos que me cogia de cualquier cajon escondido o de mi bolso, dibujaba pero tambien se ponia perdida de tinta. Entonces decidi comprarle lapices para ella. Primero eran nenes, que solo eran caras, pero eso sí, bastante bien definidas. Luego cosas imaginarias, casas, coches, pero todos con un gran colorido.
Siempre que estabamos en cualquier sitio un rato largo, ella decidia dibujar. Cualquier papel sirve y entre ellos muchas servilletas de papel de las cafeterias. Luego las regala: ¡Mamá, toma este para tí! Ahora uno para papá. Claro, yo ya no tenia sitio para guardarlos y algunos no me parecian tan interesantes como a ella, pero a su vez me daba pena tirarlos. Ella siempre pregunta: ¿Que quieres que te dibuje? No se,-contesto yo- lo que se te ocurra, y siempre aparece con algo.
Un dia me dijo: ¿Porque no quieres mas dibujos? Yo le conteste: ¡No se donde guardarlos!
Entonces pensé: ¿porque no guardarlos en mi ordenador? ¿Y si los publico para que los vea mas gente? Dicho y hecho me encuentro creando un blog para que cada vez que me de algo lo guarde y lo podais ver.
Pensareis que es una tonteria, que no tiene tanto donde ver, pero para mi y pienso que para ella sera importante no perder todos esos momentos vividos con cada dibujo que hace.
Quizas sea amor de madre, pero pienso que hay dibujos que merecen la pena, no por su contenido, sino por la viveza de la niñez reflejada en sus colores.
Gracias y espero muy pronto insertar muchos colores.